La invasión del patito duranguense

BAILE Y COCHINO.-

Por: Horacio Cárdenas.-

universidad2

Normalmente los periodistas y los medios de comunicación no nos metemos con empresas privadas, mucho menos con instituciones educativas particulares, el objeto del periodismo en México, el negro al que hay que pegarle siempre, es el gobierno, pero hay casos en los que las empresas tienen un comportamiento inconveniente, abusivo y por lo tanto reprensible. En Saltillo se viene presentando uno así, y que debe ser atendido cuidadosamente, por la afectación que hace de personas y familias saltillenses, que en pleno ejercicio de su derecho, aspiran a la superación individual o de sus hijos a través de la educación.

El caso de referencia es el de la así llamada Universidad Autónoma de Durango, que desde su mismo nombre da pie a sospecha de un uso y abuso de nomenclaturas que sin ser ley, sí son tradición, y propician equívocos que tardan en resolverse o nunca se solucionan. En efecto, la Universidad Autónoma de Durango no es LA universidad estatal del vecino estado, allá en el momento de su fundación y por así considerarlo el congreso local, al momento de promoverse la fundación de una universidad estatal, esta asumió el nombre oficial de Universidad Juárez, Autónoma del Estado de Durango, sus iniciales, la UJED. De hecho no es la única universidad pública estatal que adoptó el apellido del Benemérito de las Américas, está también la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, pero esto vino a trastocar un poco la política de la Secretaría de Educación Pública a mediados del siglo pasado, cuando auspició la creación de una universidad central por cada estado, las cuales se denominarían como Universidad de… Coahuila, Colima, Estado de México, etc.

Pero como en todo en las cosas de gobierno, el tiro a veces les sale por la culata. Allá en Jalisco por alguna jalisquilla razón no se llama Universidad Autónoma de Jalisco, quizá pensando como ocurre en ciertos lados, que la capital lo es todo, la oficial se llamó desde el principio Universidad de Guadalajara, lo que dio espacio para que una particular, por lo demás de gran prosapia, se agenciara el de Universidad Autónoma de Guadalajara, o en Puebla, donde la oficial y respetadísima es la Benemérita Universidad Autónoma del Estado de Puebla, la BUAEP, aprovechándose una empresa privada para adoptar el nombre de Universidad Autónoma de Puebla, que según una curiosa nota que nos encontramos, en el año 2014 presumía de ser la tercera mejor universidad del país, solo después de la UNAM y la UAM, así es como se las doran las universidades privadas, en buena medida, para así atraer clientes, perdón alumnos.

En esos agujeros de la nomenclatura nacen las universidades autónomas que se dicen estatales pero no son estatales, ni por formar parte del sistema educativo oficial ni por restringirse a un territorio delimitado, pues como buenas empresas y cánceres, buscan la expansión hasta donde la competencia, la tolerancia, la ley aplicable, se los permita. Es así como llega la Universidad Autónoma de Durango a Saltillo.

A nivel de empresas, lo primero que hace un negocio que incursiona en un nuevo territorio, es conocer la competencia, mientras mejor se conozca, mayores sus posibilidades de éxito. A la capital de Coahuila llegó la Universidad Autónoma de Durango anunciando la inversión de una suma a todas luces estratosférica, novecientos millones de pesos, ¿Cuántas instituciones pueden darse el lujo de abrir operaciones con un monto semejante?, bastante pocas. En Saltillo había habido universidades privadas de gran tradición, algunas de ellas muy respetables, y que por su valor y peso específico, fueron llamadas y aceptaron incorporarse a la naciente Universidad Autónoma de Coahuila, de la que hoy son escuelas y facultades.

Otras universidades privadas nacieron y crecieron en Saltillo, consolidándose y ganando su espacio, en tanto que otras son extensiones o sucursales de instituciones privadas nacionales. Ese es el panorama que entendido como mercado, enfrentaba a su llegada a una ciudad en la que todas las instituciones habían sido bienvenidas. ¿y cuál fue la primera decisión de la nueva universidad?, ah pues tirarle bronca a la oficial, a la cabeza de sector, la Universidad Autónoma de Coahuila, pegándose en algo secundario pero que de todos modos deja ver sus intenciones, en la selección de mascota. De toda la vida la mascota de la UAdeC habían sido los lobos, ¿Cuál es la necedad de la UAD de picarles la cresta usando el mismo animal simbólico?, lo que son las cosas, como en las redes sociales, la cuenta del presidente de los Estados Unidos es @realDonaldTrump, ahora los de la Autónoma de Coahuila son los auténticos lobos, y los otros…

Dígame ¿Qué necesidad había?, es una simpleza, ¿pero para qué hacerse de enemigos gratis y desde el principio?, igual ¿Qué necesidad había de enemistarse con la Secretaría de Educación Pública por un asunto tan delicado como el de los RVOEs, los Registro de Validez Oficial de Estudios?, ¿nadie ha pensado en la exitosísima UAD que lo del registro es una prerrogativa, más que una obligación de la autoridad educativa estatal?, si fuera por cuestiones estrictamente de mercado, laboral o educativo, la SE tranquilamente podría negarles el RVOE en función de que no aportan nuevas carreras y al contrario contribuyen al abaratamiento profesional de los egresados, así de simple, que también, eso de comenzar a ofrecer servicios educativos amparados en la solicitud y no en el otorgamiento del registro, es una conducta que algún tribunal podría considerar equiparable al fraude y a la usurpación de funciones, ¿Por qué no llevarla tranquila con quien, ahora sí, tiene el derecho y obligación de supervisarla?

Más que como universidad, más que como negocio que compite en el mercado educativo privado, uno que siempre se ha tenido en Saltillo como uno de amigos, lo de la Universidad Autónoma de Durango parece que son prácticas gansteriles, y a cómo vemos, no parece querer componerse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s