fbpx

Sigue el guirigay

La Quimera de Pep.-

Escribe: JL Cuevas.-

lopillos

La vida nos va demostrando cómo equivocarse es nuestro signo, prueba y error dice el método científico. No hay nada de malo en ello, de hecho es la prueba de que vamos al futuro, que es el único sitio al que se puede ir porque el pasado ya no nos admite más en su seno. Los humanos erramos y si las instituciones las hemos creados nosotros es de esperarse que pase igual con ellas; desde luego que con los instrumentos que estas emplean, lo mismo. Las encuestas, por ejemplo, en periodos muy recientes no acertaron con sus pronósticos sobre el plebiscito convocado por el presidente colombiano Santos sobre las FARC, tampoco lo hicieron con el BREXIT –todas indicaban la permanencia de UK en la UE-, ni mucho menos tuvieron la razón en la controvertida elección de Donald Trump o en el sofocado referéndum catalán.  ¿México será un caso más? La gran mayoría de los datos presentados nos dan a un AMLO triunfador por nocaut.

Estamos en una era de cambios muy marcados en los patrones de conducta, por citar una situación hablemos de las guerras ahora que esta tan mediáticamente el interminable conflicto de oriente medio: no obstante las informaciones y las muchísimas víctimas, las guerras que de verdad importan a la gente de poder se libran cibernéticamente, no por nada Putin tiene a los mejores hackers como el exiliado, y ahora refugiado político, Edward Snowden. Por cierto, como escribe el maestro Galeano, ¿es lícito confundir la prosperidad de una clase como el bienestar de un país? En fin, volvamos: con esta perorata quiero demostrar que el comportamiento social cambia, por ello es que los instrumentos de medición no sean tan acertados como se habían considerado. Quizá sea el medio de levantamiento, el tamaño de la muestra, la población objetivo, o simplemente que se oculten las verdaderas preferencias.

Con todos estos cambios, sumados a una generación cibernética ya participe del proceso, veremos si nuestro país se suma a la lista de desaciertos en las encuestas. Digamos, en un país que se torna amnésico, los fragmentos del ayer lejanoregresan como armas arrojadizas, y el miedo es el principal misil en esta carrera armamentista electoral.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: