El triunfo de López Obrador visto como el triunfo de la república

COMENTARIOS AL LÍMITE.-

ESCRIBE: Carlos E. Robledo.-

lopez10

Las elecciones del pasado 1 de julio nos dejan una gran enseñanza de participación social, además nos muestra la otra cara de México, en el que se puede salir a manifestar nuestras inconformidades de manera civilizada y sin disturbios.

La mejor manera de demostrar nuestra inconformidad ante cualquier autoridad sea del nivel que sea, se puede hacer pacífica, demostrando que cuando se une un pueblo, no hay régimen que sobreviva.

Las demostración democrática del pasado 1 de julio, nos enseñan que antes de ser militantes o simpatizantes de alguna corriente democrática, dígase partido, asociación civil, pensamiento ideológico o bien, seguidor de algún candidato, todos somos mexicanos y buscamos mejorar la imagen de nuestro país ante el exterior, buscando un cambio interior.

El triunfo de Andrés Manuel López Obrador muestra que la voluntad del pueblo se impuso ante el autoritarismo y el totalitarismo mostrados en la administración actual del Presidente de la Republica, quien en ningún momento, ha dejado que le cuestionen sus llamadas reformas estructurales.

No se puede cambiar el pensamiento ni las prácticas que se vienen manejando desde hace casi 9 décadas, cuando se dice que culminó lo que han dado por llamar revolución mexicana y que según cuentan, la ganó Venustiano Carranza.

Ante eso, es evidente que tras la guerra cristera no se había dado un fenómeno social tan grande como es el hecho de salir a votar en favor de un hombre cuya trayectoria inicia allá por los años de 1970.

La gran noticia no es el triunfo de López Obrador, sino del reconocimiento que le fue dado desde Washington, incluso, ex presidentes de otros países latinoamericanos, reconocen el triunfo republicano de Andrés Manuel, tal es el caso de Cristina Kirchner, ex presidenta de Argentina.

Otros mandatarios y ex mandatarios latinoamericanos, han hecho reconocimiento de la democracia vivida en México el 1 de julio entre los que destacan Juan Manuel Santos de Colombia, Martín Vizcarra de Perú y por supuesto el presidente de Venezuela Nicolás Maduro.

El presidente de Ecuador, Lenin Moreno y el presidente de Bolivia, Evo Morales, entre otros, también han felicitado al nuevo presidente de los Estados Unidos Mexicanos, quien portará la banda presidencial el próximo 1 de diciembre, mismo día que rendirá la protesta constitucional, ante el H. Congreso de la Unión.

López Obrador llega a un país golpeado por la delincuencia, marcado por la inseguridad, la pobreza y la marginación, así como el analfabetismo, la falta de desarrollo y con altos índices de corrupción en las cúpulas gubernamentales.

Ante este panorama desolador que viene viviendo México desde hace casi 4 décadas, es evidente que se tiene poco tiempo (seis años), para hacer de este país un lugar digno para vivir, lo que queda en duda es como hacer las cosas, si para mejorar la calidad de la educación hay que echar abajo la reforma educativa.

Otro punto es eliminar la corrupción en las altas esferas del poder, algo que de alguna manera mengua el progreso del país entero, además, como evitar la fuga de capitales, si la mayoría de los inversionistas son especuladores y poco piensan en los trabajadores, ya que desde la década de 1980, los mexicanos somos vendidos como mano de obra barata.

La realidad es que hay mucho por hacer y si Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox, Felipe Calderón, Margarita Zavala, entre otros políticos ya reconocieron el triunfo y lo aceptaron es tiempo que recapaciten y piensen que el progreso de México estuvo en sus manos y no hicieron nada por echarlo a andar.

stos nombres al igual que otros muchos, están escritos en la historia política de México y nos dejaron un amargo recuerdo, sobre todo porque algunas de estas administraciones (si no es que todas), estuvieron manchadas de sangre por la violencia que se vivió en esos tiempos.

Hoy se escribe una nueva historia en el país. Hoy se ve un halo de esperanza en algunas áreas claves para el progreso y el desarrollo cultural y social de México. Hoy nace una nueva etapa, la llamada cuarta transformación, en la que se han puesto todas las esperanzas de la sociedad mexicana y que se busca sea una realidad que traiga avances y progreso para quienes vivimos en esta gran nación.

Esperemos que los tiempos se cumplan y sobre todo, que si prometió mucho, también cumpla con sus dichos con hechos y no se quede solamente con decir sin hacer. Es tiempo de cambiar a México, es tiempo de hacer patria, es un tiempo de cambio, hoy inicia una era de transformación.

Al igual que muchos mexicanos, estaremos expectativos a lo que pueda venir en los próximos seis años y que sea mejor que lo que nos vendieron en tiempos anteriores, y que sin duda, no queremos volver a vivir, México necesita salir adelante y este es su tiempo, no dejemos todo en manos del gobierno, y hagamos un esfuerzo por cambiar las cosas y hacer de México una mejor nación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s