El niño Fidencio, mi abuela y los fantasmales recuerdos

TE VAS ANGEL MIO, YA VAS A PARTIR DEJANDO MI ALMA HERIDA Y UN CORAZÓN A SUFRIR (Canción popular).   Escribe: Heriberto Robles Rosales.- El día era triste, las nubes aquellas que se agolpaban en el horizonte amenazando tormenta; en aquel cementerio, las gentes reunidas algunas lloraban, otras solo miraban aquel ataúd que contenía los…