TREINTA FICHAS

BAILE Y COCHINO.-

Por: Horacio Cárdenas

fiscalias1

hay gente que en la Procuraduría, convertida en Fiscalía regresada a Procuraduría y vuelta a Fiscalía, que se ha dejado todo en el trabajo, la salud, la juventud, la inocencia, la confianza en el sistema y en sus semejantes, cuando no las ganas de vivir y hasta el pellejo mismo.

Se les ve avejentados y ulcerados antes de tiempo, fregados y no solo de salud sino de billetes, una lástima. En cambio otros… pasan por la burocracia de la administración de justicia sin que el servicio público en una de las áreas mas complicadas de gobierno, la de que la gente se sienta que forma parte en igualdad de circunstancias que el resto de sus congéneres, les represente la menor congoja, ni sufrimiento, ni esfuerzo ninguno.

Dicen que dice el libro bueno, foja 1523 párrafo 3 u otro por allí mismo, que de todo hay en las viñas del señor. Pero hasta Caín sabía que cierta fruta había que ponerla arriba y otra abajo, para taparle así el ojo al macho, y pues al parecer en la fiscalía general del estado han hecho caso omiso de ese sabio consejo, poniendo a lo peorcito de los jijos de Adán en los puestos más delicados de la estructura. No hablamos de los puestos de mayor responsabilidad o los mejor pagados, sino  aquellos que tienen trato con el respetable público, al que tratan no como gente con necesidad y desesperación de justicia, ni como los que pagan sus impuestos para que de allí salgan sus salarios, ni como seres humanos en desgracia, no, los tratan como es vox populi que son los burócratas, con un desprecio que si estuviera en el código penal ya los tendría purgando pena máxima por inhumanos con agravante de hojaldras.

Sucede que en el repintado edificio de la Procu, bueno de la Fisca, los empleadillos del área de recepción de denuncias han convertido aquello en un feudo que deja chico hasta al registro público de la propiedad, tomándose libertades para con los demandantes de justicia muy por encima de las atribuciones del ministerio público y hasta del fiscal general.

A ver ¿cuántas denuncias deben recibirse en un día cualquiera? La respuesta desde el punto del servicio público bien concebido como tal, es que TODAS, si son 10 o si son cien o mil, todas desde la primera a quien le robaron la bicicleta hasta la última de quien lo despojaron de su casa o le invadieron su rancho, si no es a ellos a quienes toca decidir qué es lo mas importante, que de todos modos a cada quien le duele lo propio.

Pues eso, que debería ser así, no es. Resulta que si se apersona usted con una denuncia que presentar, a las 12 del día, a las 4 de la tarde, a las 9 de la noche… Le van a salir con la misma respuesta: no joven, las denuncias se presentan solo a las 9 de la mañana y tiene que sacar ficha. Y usted ingenuo dirá, esta bien, es por orden para que no se haga la pelotera y a todo el mundo lo atiendan como se debe… pues vaya desencantandose de una buena vez: lo de las fichas es porque solo se reparten 30 treinta fichas por día, mismas que empiezan a repartirse con la fresca de las siete de la mañana.

El que llegó llegó y el que alcanzó ficha alcanzó. Los que no, pues pueden regresar mañana o cuando quieran o puedan, o de plano como es lo mas común, desistirse de buscar justicia. Esa ea la primera prueba, la segunda es que si ya ligó usted ficha, la uno pongamos, ármese de paciencia porque comienzan a trabajar a las 9 de la mañana, ya se sopló usted sus primeras dos horas en el desolador sistema de procuración de justicia. Ah y si le tocó la 25 o más, pues espérese hasta por allí de la una o mas tarde, que estos burócratas tienen un turno que llenar, y usted y no otro es quien los va a ayudarlos a hacer como que hacen… Por supuesto a ellos les vale gorro que usted haya tenido que salirse de la chamba para ir a lo de la denuncia, si quiere justicia tendrá que invertirle tiempo… Y algo más.

Por si hiciera falta, la cereza del pastel es que las fichas no están como cabría esperar, en papel membretado de la Fisca, ni enmicados siquiera. ¿me cree si le digo que es un Post It con Ficha 14 escrita a lápiz?, no le estoy cuenteando.

Todas estas cosas son mañas de los de abajo, del personal de ventanilla, los que dijimos antes que no sudan ni se acongojan. Pero por ser, como dicen los ingenieros de sistemas, la entrada del proceso, son quienes entrampan todo lo que debería seguir y no sigue.

Luego, porque lo hemos visto mil veces, hay gritos y sombrerazos entre funcionarios municipales y estatales en torno a la baja de delitos sucedidos y delitos denunciados, ¿y como no? Si para unos las calles están convertidas en tierra de nadie, y para otros no caen mas que treinta denuncias al día… Por delitos leves. Están hablando de mundos diferentes.

Decía el otro día un abogado de alli de la Procu: yo ya me voy a jubilar… Y en casi 40 años que tengo aqui, las cosas no han cambiado nada, procuradores van y fiscales vienen, y los que gobiernan este negocio son los que reciben las denuncias, no otros.

Nada mas cierto, si no son las amenazas de los criminales de tomar represalias, lo que impide que se pongan demandas por delitos cometidos, son los burocratas de recepción de denuncias, gente roñosa y rapaz capaces de hacer lo que sea… Con tal de que la justicia no ocurra y ellos no tengan que quedarse diez minutos después de su hora fe salida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s