Investiga EU a la DEA en torno a la matanza de los zetas en Allende

matanza

Piedras Negras, Coah., 05 de octubre 2018.- El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha dado a conocer que investigará un programa del Departamento de Administración de Drogas (DEA por sus siglas en inglés), que está relacionado con los violentos ataques realizados por cárteles de la droga en México y que dejaron decenas y posiblemente cientos de personas muertas o desaparecidas.

Lo anterior fue dado a conocer por la periodista Ginger Thompson, a través del portal electrónico denominado PorPublica, quien refiere que dicha información fue dada a conocer por Michael E. Horowitz, Inspector General del Departamento de Justicia de Norteamérica; a los demócratas del Congreso en los Estados Unidos.

El programa al que se refiere la autoridad estadounidense es la denominada Unidades de Investigación Sensibles de la DEA y señalado como un área de alto riesgo; por lo que se investigará la gestión de la DEA y si existen controles internos para que “las operaciones, la información y el personal de la DEA estén protegidos contra el riesgo”.

La periodista Ginger Thompson refiere que dicha investigación deriva de las historias dadas a conocer a través de ProPublica, en las cuales se mostró que la citada unidad de la DEA, ha tenido un historial de filtraciones de información confidencial hacia narcotraficantes y que pudieran relacionarse con ataques perpetrados por los cárteles de la droga en Monterrey, Nuevo León y el municipio de Allende en Coahuila.

En la información publicada en el portal electrónico de ProPublica, se refiere que bajo el mencionado programa la DEA examina y entrena equipos de agentes de la policía federal mexicana, a los que se les denomina SIU y que realizan operaciones dirigidas por la DEA en México.

“El año pasado, ProPublica y National Geographic informaron que al menos dos de esas operaciones se vieron comprometidas y desencadenaron arranques mortales de violencia, incluida una que ocurrió a menos de una hora en automóvil de la frontera mexicana con Texas”, refiere la publicación escrita por Ginger Thompson.

Detalla que una de las historias publicadas en junio de 2017, reveló que un ataque registrado en lo que describe como el pequeño pueblo ganadero de Allende en el estado de Coahuila en 2011; se desató después de que la información confidencial obtenida durante una operación de la DEA terminó en manos de los líderes del cártel, quienes ordenaron una ola de represalias contra sospechosos traidores.

La autora del texto refiere que, hay una segunda historia que investigó un ataque realizado por un cártel de la droga en un hotel Holliday Inn en la ciudad de Monterrey, Nuevo León; registrado en 2010 y que también reveló que estaba relacionado con una operación de vigilancia de la DEA.  En dicho caso, cuatro huéspedes del hotel y un empleado del hotel, ninguno de los cuales estaban involucrados en el tráfico de drogas, fueron secuestrados y nunca más vistos.

“Ambas operaciones involucraron a la SIU mexicana de la DEA. Los informes de ProPublica detallaron que la SIU mexicana tenía un registro documentado de un año de duración sobre la filtración de información a narcotraficantes violentos y poderosos. Desde el año 2000, al menos dos supervisores han sido asesinados luego de que sus identidades y ubicaciones fueran filtradas a narcotraficantes por miembros de la SIU, de acuerdo con denuncias de agentes actuales y antiguos de la DEA que trabajaban en México”, se puede leer en la publicación digital ProPublica.

En la información publicada este miércoles 19 de septiembre, se refiere que Iván Reyes Arzate, un supervisor de la SIU; voló a la ciudad de Chicago y se entregó a las autoridades de los Estados Unidos, quienes lo acusaron de colaborar con narcotraficantes. Establece que Reyes Arzate no admitió los cargos en mayo y enfrenta 25 años de prisión; aunque está programado para la sentencia de este año.

Ginger Thompson, es una periodista principal de ProPublica que escribe sobre la guerra contra las drogas, refiere en su escrito, que ProPublica descubrió que la DEA había estado al tanto de esta corrupción desde hacía tiempo y no había podido abordarla, incluso cuando se perdieron vidas inocentes.

También indica que Katherine M. Pfaff, vocera de la DEA, refirió a través de un correo electrónico que la agencia se negó a comentar sobre la investigación del inspector general del Departamento de Justicia de los Estados Unidos y solo refirió que la DEA considera que el SIU es un programa internacional efectivo.

La periodista norteamericana detalla que con la decisión del Departamento de Justicia de los Estados Unidos de investigar las SIU, concluye la campaña iniciada por varios de los líderes demócratas del Congreso estadounidense, tras la publicación de las historias de ProPublica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s