JERICÓ… EL COYOTE Y LAS GALLINAS

BAILE Y COCHINO.-

Por: Horacio Cárdenas Zardoni.-

groms (1)

Pues allí lo tiene, por razones que solo ellos saben, Jericó Abramo Masso se incorpora al gabinete del gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, en un área de nueva creación, o más bien, de enésima recreación, toda vez que ha sufrido adecuaciones, readecuaciones, desapariciones, desentierros, sacrificios, y lo que se necesite en el momento, como dando a entender que ningún gobernante ha acabado de encontrarle la cuadratura al círculo de qué hacer con las dos funciones que pasan a mezclarse: vivienda y desarrollo territorial.

Todos conocemos a Jericó Abramo, saltillense de toda la vida, de quien no pocos opinan que tiene más defectos que cualidades, y de quien desde ya se presume que operará la nueva dependencia del ejecutivo estatal no para que ningún coahuilense carezca de un techo debajo del cual meterse, o que Coahuila deje de crecer a tontas y a locas como lo ha venido haciendo por siglos, sino que obedezca a un plan racional al que todos hagan caso, sino para sus propios fines políticos, o sea, la promoción de sí mismo para continuar su carrera política, luego de haber sufrido el tropezón de haber perdido la pasada elección, donde el PRI lo postuló para senador de la República, pero como segundo en la fórmula, y pues así, ni con chochos.

Jericó es un político bastante entusiasta, al menos eso es lo que demostró cuando fue presidente municipal de Saltillo, pero solo durante los primeros dos años, ya luego lo que parecía es que estaba más interesado en que estaba aburrido y harto, con ganas de que se acabara el cuatrienio, al grado de que terminó por casi no dejarse ver ni en eventos ni en las colonias, ni apenas en el ayuntamiento.

Ahora, ser titular de una secretaría, no es ni remotamente lo que ser presidente municipal, en que prácticamente la totalidad de los recursos del ayuntamiento estaban a su disposición para hacer lo que quisiera con ellos, y aquí hablamos de cosas buenas como el programa de empleo temporal, que luego canceló para tener dinero para armar su juguete favorito, los GROMs, que como eran un barril sin fondo, también demandó el despido de cien o más empleados del municipio, todo para que a sus soldaditos de plomo no les faltara eso, plomo con que rociar al que se les pusiera enfrente.

Tampoco Jericó se ha caracterizado por el respeto a las leyes, o siquiera a los derechos humanos de las personas, sus gobernados, lo que le importa le importa y lo que no hay que aplastarlo.

También se caracterizó la gestión municipal de Jericó Abramo por un gasto inflado, infladísimo como no se veía desde la época de Oscar Pimentel González, en que toda obra del ayuntamiento se cotizaba y pagaba a precios muy por encima de lo que realmente valían. No estamos diciendo que se clavaran la lana, al menos ninguna auditoría pudo demostrarlo, pero sí que su ciclovía, su plaza del árabe migrante, y obritas por el estilo se pagaron en cinco o diez veces lo que la parte civil en sí implicaba.

Pues bien, ese es el personaje seleccionado para ocupar la revivida secretaría de vivienda y desarrollo territorial del gobierno del estado de Coahuila, en nuestra modesta opinión, su designación equivale a haber puesto al coyote a cuidar las gallinas… o algo todavía peor, pues entre sus características personales, su amor desmedido por los negocios, a lo que apunta es a que la situación en ambos rubros, en vez de mejorar, empeore todavía más, nos explicamos:

Las principales ciudades coahuilenses están comenzando a sufrir por falta de vivienda para las nuevas familias, locales o foráneas que se van asentando aquí. Sí, pero son familias que requieren casas acordes a sus respectivos niveles de ingreso. Lo que hace falta principalmente son viviendas económicas que se puedan pagar con los magros salarios que aquí se obtienen, cómodas si se puede, y de preferencia, cercanas a los sitios de trabajo.

La demanda es muy clara, pero la oferta no está a la altura de ella, en buena medida por el interés de los propietarios de los terrenos, gente como Jericó, socios, amigos, por obtener los precios más elevados posibles, sobre todo de proyectos en los que uno de ellos haya tenido metida la mano. Como resultado, las casas que allí se construyan tienen todas las características indeseables: son caras, están lejos, son incómodas por pequeñas y de mala calidad del material, etc.

¿alguien realmente cree que Jericó, en su gestión como secretario, se pondrá de parte de los demandantes de vivienda, en vez de la de sus pares, empresarios ávidos de la máxima ganancia a cambio de lo menos?, podemos adelantarle que si ahorita hay miles de casas que nadie quiere en fraccionamientos que parecen pueblos fantasma, gracias a su intervención llegarán a decenas de miles de viviendas que tampoco nadie quiera.

Lo del desarrollo territorial tampoco pinta bien, ese es un asunto que exige consensos entre las partes interesadas, y a como ha sido siempre Jericó, tratará de imponer su posición no en función de las necesidades de la población o la conveniencia del desarrollo económico, sino de que sea buen negocio para los favoritos, y en perjuicio de lo que no lo son.

Solo con ganas de enfatizar lo dicho al principio ¿alguien se acuerda porque Rubén Moreira desapareció la secretaría que agrupaba la CERTURC con vivienda, agua y demás?, pues porque era ineficiente, inútil y se colaban más raterías que las que aún él estaba dispuesto a soportar, lo mismo pasó antes con el olvidado instituto coahuilense de la vivienda, y tantas otras instancias que no han logrado remediar nada, y sí contribuido a la anarquía que se sigue dando en el crecimiento de Coahuila, al que ni con el mayor optimismo se puede llamar desarrollo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s