fbpx

Emilio Lozoya ya está en casita; lo dan de alta de hospital, seguirá libre su proceso

*** Se espera que hoy acuda a los juzgados del Reclusorio Norte a realizar su primera firma

Ciudad de México, 01 de agosto 2020. El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya Austin, fue dado de alta médica la madrugada de este día 1 de agosto, por lo que abandonó el hospital Ángeles Pedregal, custodiado por agentes de la Policía Ministerial de la Fiscalía General de la República (FGR).

De acuerdo con información de fuentes ministeriales difundida en la primera plana del diario El Universal, Lozoya Austin habría salido del hospital esta madrugada, tras 15 días de haber llegado a México, extraditado desde España.

Poco después de las tres de la mañana, los elementos de la Guardia Nacional que vigilaban el exterior del hospital se retiraron del lugar, poco antes se observó a dos camionetas salir del hospital, aunque se desconoce si Lozoya viajaba en alguna de ellas.

Milenio reportó que fuentes de la FGR confirmaron que el exfuncionario del sexenio de Enrique Peña Nieto, fue dado de alta y abandonó el nosocomio.

A pesar de que llegó a México en calidad de detenido el pasado 17 de junio, el exdirector de Pemex no fue recluido en ningún penal del país, sino trasladado e internado en un hospital de la Ciudad de México por su supuesto delicado estado de salud; anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago, de acuerdo con sus exámenes clínicos.

Según la FGR, este estado de debilidad general en la salud de Lozoya propició que un perito propusiera su traslado a un hospital; sin embargo, la familia pidió que un médico particular hiciera una revisión.

En las dos semanas de estancia en el hospital, Lozoya Austin estuvo vigilado por elementos de seguridad de la FGR y la Guardia Nacional, la cual -de acuerdo con su abogado- Miguel Ontiveros, terminaría una vez fuera dado de alta, saliera del hospital y comenzara su libertad condicional.

Una de las medidas cautelares impuestas por el juez de control es el uso de un brazalete electrónico de localización que le fue instalado en un tobillo, con la finalidad de registrar su localización vía satélite, además de que enviará alertas en lapsos de 30 y 60 segundos.

El acusado debió registrar el domicilio en el que permanecerá la mayor parte del tiempo para programar la localización, mediante el aparato. Sin embargo podrá trasladarse por la Ciudad de México y su zona conurbada, pero no podrá salir de ahí, mucho menos de la ciudad, del país o del continente.

Otra medida cautelar es la entrega de su pasaporte y una presentación periódica a la Unidad de Medidas Cautelares cada 15 días, donde tendrá que firmar dos veces al mes. (Con información de Radio Fórmula)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: