fbpx

López Obrador : La verdad sospechosa

López Obrador : La verdad sospechosa

BAILE Y COCHINO…

Por Horacio Cárdenas .-

En este mundo traidor, nada es verdad ni es mentira, todo depende de la utilidad que quiera y pueda cada quien  sacarle, y mire que como también suelen decir por allí, el fin justifica los medios, y un buen fin vale para convertir la más descabellada sarta de mentiras en una verdad.

La semana recién terminada México fue testigo de una de las maniobras más falaces de la escena política de los últimos tiempos.

Una maniobra que muchos no se atreverían siquiera a intentar, por lo endeble de los argumentos, y sin embargo al más puro estilo de la cuarta transformación, el mismísimo presidente de la república Andrés Manuel López Obrador se avienta la hablada, confiado en que por mucho que luego venga una andanada de desmentidos, que aunque quede la verdad sobre la mesa, serán muchos los ciudadanos que se queden con la idea falaz, pero más importante que eso, continúa machacando con el discurso de que los de ahorita son diferentes a los anteriores, corruptos estos e incorruptibles los actuales.

Ya había avisado el presidente hace un par de meses  que ‘la siguiente  semana’ daría a conocer información sobre viáticos por  treinta millones de pesos que Alonso Ancira Elizondo pagaba a Rubén Moreira Valdés, como si alguna necesidad tuviera o hubiera tenido. Así había quedado, pasó una semana, otra, varias y nada, uno que otro curioso insistió en dos o tres ocasiones que soltara lo que tenía, pero nada. Luego jueves o viernes pasado lanzó lo que pareció un lapsus, ¿ya lo sacaste, no lo has sacado? Como si no tuviera él mano sobre los temas que el gobierno suministra cada mañanera para fijar la agenda política nacional.

Se lo estuvieron guardando y guardando, que asuntos espinosos no le faltan, y como salió que Rubén Moreira había sido designado presidente de la junta de Coordinación Política de la Cámara de diputados, fue el momento de soltar la bomba, que estando avisada no era sorpresa pero igual quiso cumplir con el objetivo de acalambrar al que fuera gobernador de Coahuila, y repetidor como diputado federal.

O bueno eso es lo que pretendía porque como dijimos al principio, el asunto es en esencia falaz, a menos y cabe la posibilidad que los genios de la 4T crean que pueden perseguir un asunto que no pasa de la barandilla.

La acusación es simple: Rubén Moreira, su esposa y funcionarios del gobierno estatal viajaron en aviones de una subsidiaria de Altos Hornos de México, empresa propiedad y bajo control de Alonso Ancira. La insidia presidencial llama a ese hecho, ocurrido durante el año 2014, pago de viáticos, de AHMSA a Moreira, y para que no lo acusen de mentir, lo apoya con un largo listado de viajes, señalando quien o quienes viajaron, la fecha, el plan de vuelo, el costo, ah porque se incluye el costo, y  el golpe de gracia pretendidamente  devastador: el cfdi… el comprobante fiscal de la operación, de cada una de ellas.

Oiga, si hay un cfdi eso quiere decir que hay, hubo un contrato de prestación de servicios, que se realizó y se pagó ¿dónde está la corrupción en eso?

Que sí, el escándalo podría ser la cantidad de viajes realizados, el costo de la renta de un avión privado, los destinos, pero… si se emitió una factura, al menos contablemente, todo está en regla. Habiendo pasado 7 años, es obvio que hubo auditorías estatales, federales, del ejecutivo y del legislativo, y solo hasta ahorita, tres años inmersos en la 4T, sacan a relucir un asunto que ni siquiera se atreven a decir que representa un acto de corrupción, y lo más relevante ¿cuál fue el arreglo, el beneficio entre los contratantes, Ancira y AHMSA de un lado y Moreira del otro? Habiendo facturas de por medio, el único beneficio habría sido elegir este proveedor por sobre cualquier otro, y que las facturas se pagaran pronto, fuera de eso…

Pero a todo esto, ¿qué hace la presidencia de la república ventilando papeles privados de una empresa, pero además papeles con implicaciones de seguridad del estado, de seguridad nacional, fiscal, etc.? Retórica la pregunta ¿cómo los consiguió?, pero ultimadamente eso pase ¿del 2014, los truculentos esbirros de la 4T no pudieron conseguir algo más recientito?

De plano, lo que realmente están diciendo es que es lo único que le encontraron, Rubén Moreira no pudo haber deseado una mejor exoneración que esa, porque eso es lo que consiguieron, y si acaso.

En fin, la comedia de la lucha contra la corrupción de López Obrador ha tocado un punto muerto, si lo que querían era pasar el mensaje cifrado, delante de todo México, de que tienen un expediente gordísimo contra el nuevo presidente de la Cámara, han hecho el ridículo de la vida, y envalentonado a quien seguro tiene mucha cola que le pisen, pero nomás no hallan como pisársela.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: