fbpx

Políticos periodistas

BAILE Y COCHINO…

Por Horacio Cárdenas.-

Cuando ve uno trabajar a un periodista de muchos años, se siente uno un poco decepcionado. Es tal la concentración, casi la abstracción que pone en su trabajo, que sorprende que no levante casi nunca los ojos de la computadora, del teléfono celular, los que han dominado su pequeño teclado para redactar una nota, o la antigua máquina de escribir, para consultar su libreta o la grabadora. A tal grado llega su capacidad de manufacturar la nota en su mente, antes de bajarla al aparato y luego al papel.

Tampoco es que el reportero de muchos años necesite tener los ojos puestos en el teclado, muchos de ellos han llegado a tal dominio de la técnica, aprendida en escuela, o mañosamente construida por la necesidad, usando diez, ocho o dos dedos, pero es que también, en algún lado hay que tener los ojos puestos… Tampoco sería muy profesional poner los ojos en blanco o cerrarlos ¿Qué diría luego la gente de nuestro oficio, que se puede hacer casi dormidos?

La cuestión es que, la mayoría de los reporteros, columnistas, articulistas , tienen ya hecha la nota antes de sentarse a la máquina. Los siete, diez o quince párrafos ya están construidos en la cabeza, luego de la tecleada, solo les dan la pulida de rigor, para evitar en la medida de lo posible, se vaya a colar algún gazapo… Que siempre se van, ni modo.

Hasta cuando traen una nota de esas que saben que son espectaculares, les cosquillean las yemas de los dedos, se sonríen con un cierto rictus de anticipación, ya ven la cabeza de ocho, ya sienten las miradas que no se transforman en reclamos, ya ven los refritos y las notas de seguimiento ¿Que le vamos a hacer, somos humanos?

Pero lo que nadie podrá negar es que en algunos temas y luego de años de experiencia, de cubrir las fuentes, de llevar un archivo mental, hay periodistas que saben tanto o más de ciertos asuntos, que las personas a las que están entrevistando. ¿Y cómo no? ¿Sabe lo que es tener que darle sentido a lo que así como lo dijo el entrevistado, no lo tiene? Y lo mismo respecto al interés, hacer interesante y atractivo lo que no lo es, y lo más difícil de todo, convencer al editor que vale la pena publicar la nota, a nadie le gusta que su trabajo, que le costó si tiempo, su imaginación se quede fuera porque el responsable consideró que no valía la pena meterlo no como paja.

Hablando de política, un tema apasionante y de relevancia para toda la sociedad, presente y futura, ¿Quién sabe más, el político que busca adaptarse de la mejor manera a las circunstancias siempre cambiantes, o el observador imparcial de los hechos y las palabras?

El periodista tiene todos los defectos del mundo, comenzando por ser periodista, pero lo compensa con una memoria de elefante, si es que es cierto que los paquidermos se acuerdan de todo, capaz de traer al primer plano un dato que todo el mundo ya olvidó, y del que los involucrados cuentan que ya se olvidó… Y resulta que no, allí está el periodista para sacar los trapos sucios de quien ahora se presenta como impoluto, y revelarlo como lo que es en realidad, alguien dispuesto a engañar a quien sea con tal de figurar, de hacerse de un cargo de elección popular, o lo que ande en juego.

Ahora que a la escena política estatal ha saltado Alejandro Noé Barranco Villanueva, como aspirante a la candidatura de MORENA al gobierno de Coahuila, la de por sí interesante contienda se torna un espectáculo de primer orden ¿Por qué? Ah, pues porque por primera ocasión alguien que conoce la carrera de todos los políticos puede decirles a la cara, y sin necesidad de una tarjetita que les haya preparado un achichincle, hechos, pelos y señales de lo que han hecho desde que asomaron la cara diciendo quiero gobernar.

Hay que ver los rostros de piedra de los reporteros mientras recogen una nota de la que saben que es falsa de principio a fin, indudablemente son profesionales que no dejan traslucir nada de todo lo que seguramente saben. Ahora que uno de ellos, de nosotros, contiende por un puesto de poder, veremos cómo le sienta a la clase política enfrentarse no a alguien rico como ellos, influyente y poderoso como ellos, apoyado en grupos de poder como ellos, sino con alguien que los ha tenido a veces que hacer aparecer políticos, cultos, simpáticos, hábiles… Cuando no lo son…

Bienvenido a la grilla Alejandro Noé Barranco, y los demás ábranla para uno de los que de veras le saben a esto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: