fbpx

¿Y las chelas, la carnita asada y la botana? También la inflación le pega duro a la fiesta

Se dispara el precio de todos los ingredientes para una fiesta. (Foto de Escuela Cervecera)

Ciudad de México, 10 de junio 2022.- Se desbocó la inflación. Nada la detiene, y si no se salvan los productos de la canasta básica, mucho menos las cervezas, las botanas, la carne para asar, los limones, cebollas, aguacates el carbón y hasta la sal con ajo, cuyos precios se han ido por las nubes.

El aumento de precios también ha provocado escasez en tiendas de barrio y expendios de las diferentes marcas de cerveza lo que llevará ahora a reducir un cartón por un 12 y si se toma en cuenta el aumento a las botanas, pues apenas alcanzará para un six.

Ni PepsiCo, dueña de la marca Sabritas, ni Grupo Bimbo han anunciado explícitamente un incremento en sus precios, pero la empresa de Daniel Servitje, por ejemplo, sí mencionó en su último reporte financiero que «el aumento en precios», sumado al «fuerte crecimiento de los volúmenes», permitió a la compañía incrementar 19.5% sus ingresos durante el primer trimestre del año. Bimbo, sin embargo, no especificó qué productos tuvieron un ajuste y el porcentaje al que equivale.

Expansión buscó a representantes de PepsiCo y Bimbo para conocer detalles sobre los aumentos, pero las empresas no estuvieron disponibles para hacer comentarios sobre el tema.

Pero las empresas del sector de alimentos y bebidas han externado desde el año pasado los retos que enfrentan para mantener los costos operativos a raya, pese al alza de algunas materias primas, como el maíz o el trigo, además del aluminio, el vidrio y el PET. «Las economías globales enfrentan altos niveles de inflación y afectaciones en las cadenas de suministro para nosotros representa un reto con el que estamos lidiando», dijo Heineken México a Expansión en un correo electrónico.

¿Los mexicanos comprarán menos Coca-Cola? Esto se prevé tras el aumento de precios

Algunas compañías, como Coca-Cola Femsa, ya han anunciado ajustes en sus listas de precios, como parte de las medidas tomadas para no disparar sus costos operativos, además de la búsqueda de eficiencias en la producción y en la logística.

El desabasto de cerveza también es otro de los desafíos que los tenderos han tenido que enfrentar. «Hace como 15 días tuvimos que ir a conseguirla (cerveza) hasta Tlalpan porque no nos surtían de las cerveceras», dice Contreras, quien atiende y administra una tienda de abarrotes. Mientras que la cajera de la sucursal de Oxxo referida también comentó sobre el desabasto de productos.

Uno de los problemas que enfrentan los fabricantes de refrescos y cerveza es la escasez de vidrio. Rodrigo Moncada, director general de la Cervecería Allende, explica que la empresa realizó compras consolidadas de envases para tener «por adelantado». Sin embargo, no pudieron evitar los paros productivos, que llevaron a reducir las ventas de la marca 25% durante el año pasado debido a la falta de envases. “No podemos planear los paros, porque los proveedores tampoco sabían cuando iban a tener envases disponibles”.

Los administradores de los locales explican que la escasez de algunas marcas ha elevado el precio de la cerveza al público. Contreras, por ejemplo, comenta que el aumento va desde los cinco pesos por caja, o incluso más, dependiendo de la marca, por ejemplo, los latones de cerveza, que son uno de los productos que más comercializa en su local.

No solo los tenderos hablan de los incrementos, también los consumidores los han notado. Daniel Rodríguez, un comprador asiduo de esta marca, asegura que el precio de un cartón de 12 cervezas Modelo Oscura en lata pasó de 170 a 182 pesos en el último mes.

En marzo de este año, Guillaume Duverdier, la cabeza de Heineken en México, comentó a Expansión que ante el alza de las materias primas, como el aluminio y la cebada, la empresa analizaba si era momento de elevar los precios de sus productos. Y esta preocupación aún persiste al interior de la empresa.

«Heineken México, al igual que otras compañías y sectores, enfrenta un alza de materias primas como el aluminio y la cebada, por lo que nos encontramos analizando el panorama sobre el alza de precios. Nuestros esfuerzos están orientados en analizar cómo afrontamos el desafío y encontramos una solución», dijo la empresa a través de un correo electrónico.

Por separado, Grupo Modelo detalló la semana pasada que buscaría elevar sus compras de maíz mexicano, como parte de su estrategia para sortear las alzas que se han generado por la guerra en el Este de Europa. Para ello, capacitó a 12,000 trabajadores del campo, con el fin de sumar más de 75,000 hectáreas de siembra.

Hasta el momento, el grupo cervecero no se ha pronunciado sobre las alzas y el desabasto.

(con información de Mara Echeverría/Expansión)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: