fbpx

El uso y abuso de las mentiras

ESPEJO CÓNCAVO…

Por Roberto Adrián Morales.-

La mentira es el arma más utilizada por un aspirante de Morena a gobernar Coahuila. A la izquierda, aparece una información de Excélsior donde se asegura que 4, 500 personas festejaron su cumpleaños, a la derecha se muestra la verdad. Las fotos no mienten.

Mentir es un verbo muy utilizado en México desde el arribo de Morena al país, digo Morena porque si falta Andrés Manuel López no existirá más ese remedo de partido político que ha logrado amalgamar a nutridos grupos de representantes de la corrupción arrojados de otros partidos por esa razón.

Pero hoy no hablaré sobre esa campeante corrupción que lacera a esta nación sino al uso y abuso de las mentiras.

Mentiras como la de regresar a los militares a los cuarteles, vender la gasolina a 10 pesos, tener una red de Salud mejor que la de cualquier país del mundo y hasta cambiarse de nombre si los mexicanos no tienen los medicamentos que requieren y ahora hasta afirmar que hay más seguridad en México en relación con otros gobiernos.

En el caso de Coahuila, no hay excepción a la regla de utilizar las mentiras como instrumento para que los ciudadanos observen lo que hacen o dejen de hacer los políticos y algunos servidores públicos.

Nos topamos con un aspirante a la candidatura de Morena que se jura “muy cercano” al Presidente López Obrador por que sale un día a la semana en el tele espectáculo circense denominado “La Mañanera” para decir cuanta mentira se le ocurre.

Como su encargo está relacionado con la seguridad pública, sin saber qué decir sobre los hechos terroristas que viven varios estados, la muerte de 2 sacerdotes jesuitas, caso en el que el asesino se hizo “ojo de hormiga”, los crímenes que se dan por racimos, los asesinatos de periodistas cuyas investigaciones para esclarecerlos no han servido para nada, mejor opina sobre una joven asesinada en Nuevo León o de que hay detenidos por robarse una chiva en la Sierra Mojada, o que ya no se pierden las maletas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

En la foto aparecen 30 de los «4,500 comensales», incluyendo al aspirante a la candidatura de Morena y a un niño.

Pero ahora subió los decibeles a sus mentiras. Alejándonos un poco de asuntos policíacos, y entrando a lo político, nos topamos con que el empleado de Seguridad y su equipo de “colaboradores”, encargados de darle brillo a su imagen, difundieron una supuesta reunión de apoyo a su candidatura –que dijeron fue para festejar su cumpleaños—y que habían juntado más de 4 mil coahuilenses, que a una sola voz vitorearon su nombre y le llamaron casi el mesías del estado. La noticia fue difundida con bombo y platillo en algunos medios nacionales, con cargo a la Secretaría de Seguridad. Aunque no generó el impacto deseado, porque son medios que, aun cuando son muy importante en la Ciudad de México, no alcanzan a penetrar en las esferas sociales de Coahuila.

Entonces apareció la mentira, la gran mentira, quien se dice orgulloso de sus orígenes guerrerenses )esto si es verdad), pues de entre sus invitados a las comelitonas que organiza, campiranas les llama, uno difundió fotografías de los “4 mil y más” asistentes a sus eventos.

Las fotografías demostraron la realidad. Siempre se ha dicho que una foto mata cualquier nota y eso pasó. Los actos multitudinarios del aspirante de Morena se redujeron a 100 personas, o menos, poniendo en claro que a los coahuilenses nos les interesan los candidatos de Morena y menos los que llegan en calidad de “extranjeros”, para ser impuestos desde Palacio Nacional.

Organizadores de la «fiesta de cumpleaños» al suspirante.

Es difícil reconocer que no hay penetración en su campaña adelantada y más triste que, quienes se unieron a él prometiendo llevar a grandes cantidades de electores a sus actos partidistas no han respondido en los hechos.

El aspirante de Morena, con todo y el cascajo que ha ido recogiendo a lo largo de Coahuila, ya comprobó que se encuentra más solo que el Aeropuerto Felipe Ángeles, pues con todo y el apoyo presidencial no levanta cabeza.

Y las fotografías, para su infortunio, tomadas por sus colaboradores, no dejan lugar a dudas. ¡Que sigan las mentiras!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: