fbpx

San Miguel Totolapan entierra a sus muertos temeroso de que «los tequileros» acaben con todo

Con el miedo reflejado en sus rostros, habitantes de San Miguel entierran a sus muertos. (Foto de Alina Navarrete)

San Miguel Totolapan, Gro., 06 de octubre 2022.- Habitantes de San Miguel Totolapan cuentan que fueron 23 las víctimas mortales de la masacre registrada la tarde de ayer, entre ellas un adolescente de 15 años de edad e integrantes del Movimiento por la Paz, la autodefensa fundada en el 2016 en contra de incursión de “Los Tequileros” en ese municipio de la región Tierra Caliente de Guerrero.

El silencio sepulcral que reina en la cabecera municipal únicamente se quiebra con los llantos de las familias de las víctimas y el paso de las patrullas del Ejército, la Policía Estatal, así como la Policía Investigadora Ministerial, que apenas hoy acudió para levantar las evidencias: cientos de casquillos percutidos que quedaron regados frente al edificio del Ayuntamiento y el autolavado “Totolapan”, donde fueron ejecutadas la mayoría de las víctimas.

Además del alcalde Conrado Mendoza Almeda y su padre, el exalcalde Juan Mendoza Acosta, entre otros funcionarios municipales también fueron asesinados Martin Crescencio, integrante del Movimiento por la Paz, propietario de la peletería “La Michoacana”, la única en el pueblo, y Erick Giovanni Contreras, estudiante del Colegio de Bachilleres, quien apenas tenía 15 años de edad.

Familiares y amigos de Martin, “El paletero” como le decían de cariño, asistieron hoy a su entierro entre llantos y reclamos de justicia, pero con miedo. En el panteón surgió el rumor de que hombres armados volverían hoy, algunos corrieron asustados, otros se mantuvieron firmes para despedirse de Martin.

Los trabajadores y voluntarios del panteón contaron que ayer fueron enterradas tres de las víctimas, hoy se espera que sean sepultadas otras 17, mientras que otras tres que estaban de visita ayer fueron llevadas a sus comunidades.

En la casa de Juan Mendoza, ubicada en la avenida principal, familiares del expresidente municipal esperan la llegada de su cuerpo, junto con el de Conrado Mendoza, que fueron llevados anoche al Servicio Médico Forense de Iguala para la necropsia de ley.

A Erick le conocían como “El querendón“, era un muchacho alegre que trabajaba en un restaurante haciendo mandados antes de entrar al bachillerato. Su padre, Pascual Contreras, cuenta que la balacera empezó alrededor de las 13:30 horas y unos tres minutos antes, Erick había salido en su motocicleta a comprar.

En entrevista, Pascual contó la angustia que lo invadió cuando escuchó los balazos, tuvo el impulso de salir a buscar a su hijo y en cuanto pudo salir “desgraciadamente vi a mi hijo tirado, muerto” frente al Palacio Municipal.

“Yo luego lo reconocí que era él, lo voltee boca arriba, le dije a la gente que estaba ahí ‘es mi hijo’, ya estaba sin vida, le metieron cuatro impactos (de bala) en la espalda”, contó.

Pascual dice que la gente está asustada, tiene miedo de que vuelva a ocurrir otra masacre, nadie sale, solo unos cuantos negocios abrieron pero las escuelas, consultorios médicos y tiendas están cerradas.

Ante este panorama, pidió a las autoridades de los tres niveles de gobierno que hagan justicia y una investigación “como debe de ser” para dar con los responsables; “nosotros aquí estamos viviendo una cosa fea, espantosa”. Él preferiría estar en el ataúd que hoy ocupa su hijo, “mi chamaquito apenas empezaba a vivir”.

Entre los heridos, según los pobladores está José Alberto Nava Palacios, el suplente de Conrado Mendoza, pero ninguna autoridad les ha informado oficialmente qué fue lo que pasó, por qué ni quién asumirá la presidencia municipal.

Los comerciantes de la Feria de San Miguel de Arcángel, que inició el pasado 28 de septiembre y fue instalada frente al Ayuntamiento, comenzaron a levantar sus negocios este jueves aunque tenían programado retirarse el sábado.

“Afortunadamente”, dice uno de los comerciantes, la balacera fue en la tarde cuando la feria estaba inactiva, de lo contrario habrían sido más las víctimas, pues las balas quedaron alrededor de los juegos mecánicos y entre los puestos semifijos.

En una transmisión especial a través de sus redes sociales, la gobernadora Evelyn Salgado Pineda dijo que los hechos son un reflejo de la “descomposición social heredada”; indicó que se comunicó con la secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Rosa Isela Rodríguez Vázquez, para fortalecer la seguridad en la Tierra Caliente.

Finalmente, pidió de manera especial a la Fiscalía de Guerrero “agilizar las investigaciones y esclarecer los hechos, para aplicar todo el peso de la ley a los probables responsables de este artero crimen”.

Con información de Alina Navarrete Fernández/corresponsal Latinus)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: