fbpx

Se hunde el barco de Mejía

ESPEJO CÓNCAVO…

Por Roberto Adrián Morales.-

El barco de Mejía hace agua; a punto de hundirse, sus principales colaboradores, los que iban a acabar con el líder de Morena, Mario Delgado y hasta con el propio Presidente Andrés Manuel López Obrador por imponer en Coahuila como candidato a Armando Guadiana Tijerina, decidieron saltar y aferrarse a una tabla salvadora que impida que se vayan a pique y se ahoguen junto con su candidato.

Por lo menos una decena de personajes de la política local, quienes habrían decidido luchar con todo para buscar que Ricardo Mejía ganara la elección, ahora abandonaron el barco.

Entre ellos se cuenta al operador político en la región sureste José Agustín Lobo quien ya se veía convertido en el próximo alcalde de Arteaga, su gran sueño; el activista Oscar Guardiola, famoso por el audio que subió contra Guadiana en el que incluía mentadas de madre contra López Obrador; el diputado federal Shamir Fernández, el excolaborador del gobernador Miguel Ángel Riquelme, Jorge Luis Morán y algunos empresarios de Monclova y Múzquiz.

Todos ellos decidieron pasarse al equipo de campaña del senador Guadiana Tijerina, quien “aplaudió” el gesto, abrió las puertas de su casa de actividades políticas y se dedicó a hacer una campaña muy a su estilo, en barrios y colonias de Coahuila.

Sin embargo, todavía hay quienes creen que a través del Partido de Trabajo (PT) Ricardo Sóstenes Mejía tiene posibilidades de alcanzar la mayoría de votos de los coahuilenses, hecho del que se ve ya muy alejado, sobre todo con la desconocida que le dio el Presidente en “La Mañanera” donde casi le puso el uniforme de chacha, al afirmar que se fue sin siquiera decir adiós y que nada más mandó un papel diciéndole que renunciaba porque “el pueblo coahuilense” lo extrañaba y que con o sin el apoyo de Morena conquistaría la gubernatura.

Hay quienes afirman que esa acción que López Obrador consideró despreciable, siempre la ha utilizado Mejía Berdeja cuando hace capricho y no le cumplen las cosas que le prometen o simplemente porque piensa que merece lo que no le dan. Quien no recuerda cuando hace ya muchos años, en Coahuila, el PRI lo hizo diputado federal, luego líder de uno de los sectores y cuando se le negó la diputación federal puso pies en polvorosa y se marchó al estado de Guerrero a hacer fortuna y grilla.

Ahora, la mayoría de los seguidores del mandamás del país vieron con muy malos ojos la decisión de Mejía y también abandonaron su proyecto, aunque para algunos conocedores de la política que teje el Presidente, fue él quien autorizó que saliera del gobierno, fue él quien ordenó a sus subordinados del PT que lo incluyeran como candidato al gobierno de Coahuila pues no soportó la afrenta de Armando Guadiana de ganarle a su candidato.

O lo que es lo mismo, no fue Mejía Berdeja y no será Guadiana. Los votos de Morena están divididos y con la fractura que enfrentan, difícilmente podrán trabajar para derrotar a un Manolo Jiménez que se ve sólido, trabajando con el apoyo del PRI, PAN y PRD, agrupaciones que van en alianza.

¿Qué hizo Guadiana Tijerina para que los odios presidenciales recayeran sobre él? Posiblemente algún día él mismo lo cuente.

Mientras, los insultos y el pleito callejero entre Mejía y Guadiana siguen creciendo sin que en el horizonte exista la posibilidad de que juntos puedan cerrar filas. Así las cosas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: