fbpx

Sigue el saqueo de Jericó Abramo Masso: Infla nóminas y corre a cientos de trabajadores

El “Año de Hidalgo” en la administración municipal que preside Jericó Abramo Masso está en pleno apogeo. El reporte de Avance de Gestión Financiera así lo explica y esto ha sido difundido por la propia presidencia municipal, en una forma descarada de querer engañar a la sociedad.
Es por esa razón que la recién fundada asociación Saltillenses en Movimiento está preparando documentos de delitos cometidos por el alcalde de Saltillo y sus principales colaboradores quienes se han enriquecido a costa del erario público.
Así, no sorprenden los datos de Gestión Financiera que destaca serias reducciones en la inversión de obras de beneficio colectivo y en cambio incrementó el gasto en su nómina en forma por demás escandalosa, pese a que fueron despedidos casi 500 empleados municipales.
De ahí que no se explique cómo, si se despidió a una gran cantidad de burócratas, el incremento por concepto de nóminas se elevó de 608 a 656 millones de pesos. ¿No es absurdo todo esto? Según el propio alcalde, este incremento en el gasto es causa de tener ahora una nueva policía “más confiable y comprometida”.
Esto quiere decir que de los 608 millones de pesos es necesario descontar la cantidad correspondiente a los trabajadores despedidos, muchos de ellos abusiva e injustamente, como el bombero obligado a renunciar, como pago a su osadía de haber rescatado en un accidente automovilístico al propio Jericó Abramo Masso, y todo porque estaba a punto de jubilarse y el ayuntamiento no quiere “deudas eternas”.

Entonces, si se descuenta a los 608 millones el salario de 500 trabajadores, estamos hablando que, por lo menos, cien millones de pesos dejaron de operarse para este rubro, a esos cien millones se debe agregar el incremento de cincuenta millones de pesos más y todo esto, o sea 150 millones de pesos, según el alcalde de Saltillo, están destinados a cubrir la nómina de sus polícias de «élite», un grupito de elementos que en base al abuso de autoridad han sembrado el terror y el caos en las calles de la capital del estado.
En fin, son 150 millones de pesos que están destinados a cubrir la nómina de una treintena de elementos policiacos. O sea que los Groms, o como se llamen ese grupo de abusivos y represivos policias se están llevando a la bolsa ¡cinco millones de pesos, cada uno!
Y esto es sólo una muestra del saqueo que viven las arcas municipales a manos de Jericó Abramo, sus familiares y cómplices, de lo que estaba destinado a obra pública y que “desapareció” misteriosamente ya hablaremos.   ¡Ya Basta de tantas Mentiras y tanto Ladronaje!

Saltillenses en Movimiento
Saltillo, Coahuila; Febrero del 2013

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: