Culto a la personalidad

El narcisismo, el egocentrismo y la soberbia van de la mano cuando de autoalabarse o ser lisonjeado se trata. Muy propio de la clase política en todo el mundo es el culto a la personalidad, en los artistas este rasgo raya en lo absurdo y para muchos es adoptado como una forma de vivir.
En el país, hace casi dos siglos, Agustín Iturbide se proclama excelentísima y otros títulos y, en parte de ahí su debacle, Maximiliano también recibe títulos y a su esposa Carlota, le gustaba que le nombraran emperatriz, y que decir de Antonio López de Santana que también recibía con agrado muchos adjetivos entronizados, etc.
Pasando un buen tiempo ya en plena Revolución nace en el país lo que sería el tren institucional, con villanos, héroes, bandidos, caciques y muchos generalatos.
Fue don Venustiano Carranza quien se trepa y estrena este tren, para dar paso al culto de la personalidad. Alabar la investidura del Presidente en turno de cualquier municipio, gobernador de algún Estado o el Presidente de la República, el pueblo de México lo ve como normal, pagar porque algún pasquín promocione sus discursos, sus obras, sus eventos o busque su mejor lado fotogénico incluyendo su sonrisa para alabar su figura es sin duda la mentira envuelta en un disfraz, se privatizan las sonrisas, la vestimenta, el peinado y hasta el cinismo en algunos políticos fomenta un sentido de humor negro que envuelve a la sociedad.
Para muchos políticos antes de ser presidentes, gobernadores, diputados, senadores, alcaldes, etc. el orgullo arropa su propia miseria e insignificancia y muestra lo que les espera a la sociedad detrás de la sonrisa congelada, sardónica o sarcástica y, es cuando el orgullo del hombre hace cuanto puede por justificar su nombre que creé que copiar la imagen es saltar a la gloria o en otros casos, al hombre le gusta retratarse en sus dioses, aunque estos ídolos sean de lodo. El culto a la personalidad es para la gran mayoría de los políticos mexicanos, hacer que sus súbditos los sigan hasta la ignominia, que por él mastiquen el alimento, el retrato del surrealismo de nuestra política, encerrado en inconsciente colectivo, un delirio popular labrado a base de propaganda por la máquina mediática de los medios masivos al servicio del que puede pagar:
En este país labrado de circunstancias y muchas casualidades suceden utopías y paradojas perversas, citaré una: Cuando una personalidad inaugura alguna obra de cualquier tipo, sea unos metros o kilómetros de pavimento, un puente aunque no exista arroyo o río y los medios hacen propaganda, dicen o tratan de vernos la “P” en la frente al comentar que este personaje político hizo o llevó a cabo dicha obra, es decir el mensaje trata de vendernos que se le está haciendo un favor al pueblo, cuando sabemos que es una obligación para los que ostentan el poder que los habitantes o ciudadanos les ha conferido, su función es hacer obras, administrar el dinero, incluso, obligar a los subordinados que den buen servicio en los diferentes frentes y entender que es dinero del pueblo y que para eso se les paga muy buen salario a dichos funcionarios.
Parece que el país esta afiliado a un sufrimiento de vivir en cada elección la misma cantaleta y después soportar la lluvia de desmanes que estos funcionarios ya sentados en sus puestos hacen, esto muchas veces gracias a la propaganda pagada a sus virtudes inventadas y a personalidad comprada. Si el vedetismo esta muy de moda en el deporte (sobre todo en el futbol soccer) en los políticos va desde el maquillaje, llamado look, hasta sus poses y buscar su mejor ángulo fotográfico.
Me comenta un agricultor que ya la gente no compra por el sabor su fruta (melón, sandía), sino compra con la vista, es decir porque la fruta esté bonita, un ejemplo: el durazno americano muy bonito, ¿pero, acaso sabe a durazno?
Parece, y según se ve, los mexicanos somos muy dados a creer en las mismas mentiras y la pose que tenga la imagen que nos venden a precios muy caros nuestra clase política y seguir adornando ese culto a la personalidad que muchos profesan.
Sugerencias y Comentarios; kinotre@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s