fbpx

La zorra tira el pelo, pero…

El poder nubla la
mente y hasta ridiculiza
al que lo pose…

pobrezaLa calificación que nos endilgan a nivel mundial como país corrupto es que somos el penúltimo y sólo Manila nos supera en mañas, en tranzas, en robos, en peculados, o sea que somos un recontra país corrupto.
Ahora los inútiles de los senadores, y recuas que les acompañan, sacaron por ahí una nueva reforma (la número 27 o más) que llevan y que ninguna a servido para tal cosa.
La reforma política, dio margen a más antidemocracia; con la reforma educativa medio quitaron a la Gordillo y sólo dividió el SNTE y el retroceso en este rasgo es tangible, las escuelas y su sistema se derrumban en pedazos,; en la reforma del campo, siguen los ejidatarios en desbandada, el campo se llenó de adioses y el Río Bravo cobra su cuota humana a quienes se atreven a retar sus agitadas aguas.
La reforma migratoria está supeditada a lo que digan los gringos mientras que la reforma energética… ¿a usted ya le bajó el recibo de la luz, ya bajó el precio del gas para uso doméstico, ya obtuvo usted alguna ganancia de su petróleo?
Y así cualquier otra reforma es la misma tónica, porque la tarea de este sexenio es sacar unas 100 reformas más, ahora la pregunta es la misma ¿quién va a presidir esta comisión anticorrupción?
La zorra es de los animales más astutos, y por naturaleza cada año suelta o tira su pelaje, pero sigue con sus mismas mañas. Además de astuta, la zorra es envidiosa ya que no permite que nadie tenga más mañas que ella, por aquello de que la zorra nunca se ve la cola, pues resulta que nuestra clase de gobernantes a los niveles que se le vea siguen los pasos de la zorra, esto con perdón de estos preciosos animalitos.
La frase pueblerina es también muy usada haciendo referencia a los políticos es: «Chango viejo, no aprende maromas nuevas» y se puede apostar que nadie ni la mismísima reforma anticorrupción va a hacer cambiar a los de la vieja guardia de nuestra Casta divina.
Encarar el populismo, el culto a la personalidad, dar licitaciones a amigos, parientes y por porcentajes, el nepotismo como institución, inventar obras o inflarlas es parte del sistema impuesto, comprar a la justicia desde el oficial o agente de patrulla o crucero, pasando por las agencias del ministerio público hasta los jueces es cotidiano y, desgraciadamente en este rosario de corruptelas. la sociedad ya perdimos hasta el rasgo de asombro, en otras palabras; una sociedad domesticada a la obediencia del poder hegemónico y en donde de ninguna forma se respeta la dignidad del hombre.
Quitar el fuero, o sea la impunidad, esa coraza blindada única y perversa en nuestro país de la que gozan los tres o cuatro niveles de gobierno, este punto no entra en este catalogo glorioso del folclore nacional llamado por los ilusos anticorrupción y que, como burla e ironía, esta reforma, no reforma ni compone nada, ya que el fuero de la impunidad e inmunidad da todo ese imperio de fortunas que poseen los que mandan en el país, fortunas labradas con los esfuerzos de la gente honesta, que se debate entre la explotación y la miseria.
Es decir esta reforma «anticorrupción» es una novelita más de color de rosa, ambigua como la vida misma y en la realidad no pasa de ser una obra de ficción sólo representativa, que entre otras cosas se contradice a la misma condición moral, ética, religiosa y humana, en donde esta reforma habla de porcentajes, pero no da números, contiene palabras, pero no da nombres, es decir es información sin novedad, el miedo de decir nombres, es el síntoma del pánico que subyace en la gente que vive de la gente: Nuestra Clase política.
Nuestro país está en el camino anticorrupción desde hace décadas, sin embargo no caminamos, nuestros pies son pesados como el plomo, el camino se lleno de abrojos, los vehículos sobre los que nos movemos, son planchas, no avanzan, las dificultades que ofrece la vida moderna, el desempleo, la injusticia, el caos en todos los rublos, aunado a una sobrepoblación, llevan al mexi-cano a una dramática preocupación, desgraciadamente por lo económico, sin acercarnos siquiera al umbral de lo que está pasando en este aun hermoso y vasto país y perdemos la oportunidad de habernos jugado algo, por alguien, ya que el hombre y sobre todo la raza de bronce es capaz de soportar el infor-tunio con grandeza y esta reforma anti corrupción se suma a la cascada de en-tretenimiento que nuestra perversa y onagra clase política nos tiene cocinada y ahora nos vende una más de sus rece-tas domesticas basada en cuentachiles.
La zorra ha sobrevivido tirando su pelaje cada año, su cadena alimenticia aun se conserva en la naturaleza, ¿usted cree que nuestra raza política tire las mañas?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: