fbpx

Desastre, muerte y corrupción dentro de una tragedia

acuna2Devastación, muerte, tristeza, dolor, angustia, terror, y un panorama desolador fue lo que dejó a su paso un tornado por Ciudad Acuña, Coahuila la mañana del lunes 25 de mayo, fecha que no olvidaremos los habitantes del estado norteño de Coahuila.
Las cifras de muertos no son nada agradables. En un principio se hablaba de 23 después de 32, pero extraoficialmente son más, y oficialmente la cuenta quedó en 14, pues para el gobierno hablar de decesos es como hablar de algo natural, luego de que han muerto muchas personas en atentados en contra de su vida.
Para muchos parecería una tragedia, para otros menos, un fenómeno natural con consecuencias devastadoras y para los políticos un acontecimiento meramente electorero, pues algunos partidos políticos sacaron ventaja con la entrega de apoyos para los damnificados.
La visita de Rubén Moreira y el traslado de los poderes de Gobierno a la zona de desastre, nos habla de que la unión hace la fuerza, es cierto, pero no debemos olvidar que para los políticos del PRI-Gobierno, se trata de llevar agua a su molino y levantarse como falsos redentores.
Otro factor que es posible que se presente, es que en los paquetes de víveres aparezcan los sellos de los partidos políticos y esto sin duda, llevará un beneficio directo para los damnificados es cierto, pero no olvidemos que cada vez que hay tragedias, lo que gobiernan el estado y no están de acuerdo con quien está al frente del municipio dañado, son ellos quienes se plantan al frente y dejan detrás a quien es el principal protagonista de la tragedia, porque la vivió de cerca y sobre todo, porque es quien tiene la responsabilidad principal de apoyar a sus gobernados.
Recordemos el sismo de 1985 en la ciudad de México, en donde se condicionaron las ayudas y otras más no llegaron a sus destinatarios y varias unidades de transporte cargadas con víveres desaparecieron por caminos vecinales y no llegaron las ayudas para quienes la necesitaban.
Es doloroso ver como el PRI-Gobierno se gasta la vida simulando la ayuda para gente que la necesita y sí divirtiéndose y lucrando al mismo tiempo con el dolor ajeno en épocas electorales.
De no ser así, entonces hablamos de que ahora si se conduelen de las lágrimas de los habitantes de un pueblo que llora y clama por ayuda, pero conociendo las artimañas del tricolor partido es innegable que todo lo anteriormente dicho cambie por completo la visión de quienes conocemos de cerca a este organismo político y sus integrantes que uno a uno se cobijan sus porquerías.
No se puede consentir de ninguna manera que las tragedias sean un botín electoral para ningún partido político, pues se trata de ciudadanos que viven, sueñan, comen, duermen y pagan impuestos, y además son víctimas no solo de fenómenos naturales, sino de los abusos del poder de quien gobierna el estado de Coahuila.
Cada vez que suceden situaciones de este tipo, se vuelve un espectáculo político, pues surgen benefactores de todos lados y los voluntarios que ayudamos somos muchos, pero también hay quienes van a hacer bulto para tomarse la foto en las zonas afectadas y hacer como que hacen, y entorpecen los trabajos de rescate.
Estas personas son sin duda tanto Enrique Peña Nieto, como Rubén Moreira, quienes hacen un trabajo burdo y solamente llaman la atención de los reflectores y claro, pues no es posible que uno siendo Presidente de la República y del otro como Gobernador, respectivamente, se dan la vuelta por las zonas afectadas vestidos con ropas lujosas y no son capaces de mover un dedo para levantar una piedra de los escombros.
Otros son los diputados locales que no han hecho nada por legislar en favor de los coahuilenses (salvo honrosas excepciones), ya que las existentes solo benefician las clases poderosas olvidando que existen los grupos vulnerables y en otros casos se hacen leyes al vapor para decir que están de parte de la sociedad lo cual es una mentira gigante.
Da tristeza ver como se busca sacar tajada política de una tragedia y sobre todo buscan aparecer en una foto en los medios informativos para decir que se está trabajando en las obras de limpieza dentro de la zona siniestrada lo cual es una absoluta simulación.
A los ciudadanos nos doran la píldora y nos hacen creer que se hace trabajo legislativo trabajo gubernamental para darle una vida digna a los ciudadanos, dichos que distan de la realidad, pues al voltear a ver a la ciudadanía en su conjunto, nos damos cuenta que viven en algunas zonas en condiciones paupérrimas.
Esto sin contar los estragos causados por la indiferencia que llevan a ver que hay violencia, crimen, robos, agravios en contra de personas vulnerables, secuestros, abusos policiacos, entre otras cosas, y que los mismos gobernantes protegen a los autores de estos actos, en su mayoría policías estales.
Es triste ver como una ciudad como Acuña, Coahuila, padece los embates de un fenómeno atmosférico y lo más triste es que haya políticos inconscientes capaces de visitar la ciudad y conocer la magnitud del desastre y aun así burlarse de los ciudadanos vistiendo de manera elegante para no ayudar a los ciudadanos en desgracia y solo lo hacen para aparecer en los medios informativos argumentando en entrevistas que ellos visitan las zonas siniestradas, con la finalidad de ayudar con los fondos de desastres, mismo que muy seguramente han de llegar en cantidades menores a las presupuestadas.

Un comentario sobre “Desastre, muerte y corrupción dentro de una tragedia

Agrega el tuyo

  1. Eso mismo sucedio en la villa de fuente coahuila; donde hubo muchas personas muertas y nomas dieron una pekeña cifra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: