fbpx

Los impuestos en Coahuila son más elevados que en otros estados del país

impuestyosLos gravámenes en Coahuila son más elevados que en las entidades vecinas, por lo cual no faltan conciudadanos que, persiguiendo el principio económico del menor gasto, ocurran a Durango, Nuevo León a pagar placas, tenencias y todo lo que sea posible.
De manera tal que su contribución económica no ayuda a su entidad a desarrollarse o pagar sus compromisos materiales, sino cuando no les sea posible la evasión.
Claro que pueden optar también por la omisión, dado que el no pagar no es perseguido como se debe o es posible evadirlo con modestas erogaciones en calidad de gratificación, que igualmente no benefician a su gobierno local.
Por lo que no estaría de más que el jefe del gobierno mandara hacer un estudio comparativo de sus gravámenes con los estados vecinos para evitar el incumplimiento de los locales con su autoridad y los pagos fuera de su territorio.
También podría mandar revisar la eficiencia de sus cobradores, para dejar de aplicar la injusta medida, inequitativa y posiblemente ilegal, de rebajar hasta un peso los recargos a los morosos, práctica que se sigue año con año.
Capítulo especial es el de las multas, que el estricto profesor, altamente cumplido Don Francisco Samaniego propondría en caso de llegar a presidente, rebajar al máximo las multas para que nadie tuviera la tentación de dar mordida, sobornar, cohechar, con el objeto de no pagar las elevadas sanciones. Porque son tan altas que la tentación de evadirlas es grande y a los agentes encargados de levantar las infracciones les resulta muy atractivo dejarse convencer.
Porque las multas son sumamente altas, como para obligar a los ciudadanos y pueblo en general a respetar las disposiciones, siempre y cuando se hicieran efectivas, que no hubiera evasión mediante mordidas, el comportamiento general mejoraría considerablemente.
Aunque sería sumamente difícil que ocurriera, que las comunidades de este lado de la frontera se pareciera a las urbes norteamericanas. Todos bien portados.
Lo anterior es un mensaje de buena voluntad, en búsqueda de comprensión y leve protesta, porque las personas encargadas de administrar los ingresos por pagos de sanciones y evitar malos manejos, hace tiempo están alejadas de la realidad que viven los simples vecinos.
DESARROLLO DEMOCRATICO.
Casi es increíble que una persona tan estudiada, galardonada con los máximos honores en universidades extranjeras donde presumen de poseer la democracia, insista tanto en que México ha logrado considerablemente avances en cuanto a la propia democracia.
Por supuesto que se niega a tomar en consideración los razonamientos que se le ofrecen en el sentido contrario, las limitaciones, que nunca han llegado a tomar en cuenta los niveles educativos, culturales y cívicos característicos, que invalidarían totalmente sus opiniones.
El argumento más sólido es el que se apoye a los candidatos económicamente, cualquiera que se su ideología, se sostenga a los partidos a los que necesariamente deben pertenecer esos candidatos para tener derecho a optar por un cargo público.
Por cuanto es una cadena que compromete a todos los empleados y funcionarios de elección «popular» cuya carrera política ha sido subvencionada, desde las alcaldías, diputaciones, senadurías, gubernaturas y aún la presidencia nacional.
El primer mandatario es por definición quien manda, el que ejecuta los mandamientos del pueblo al que sirve, pero que se e3ncuentra muy lejos de ese pueblo.
Sus órdenes son legalizadas por el congreso, donde los integrantes fueron producto de subvenciones y los que autorizan lo que envía el «jefe» son sus partidarios, una mayoría que recibe lo grueso del apoyo democrático, porque las minorías si bien pueden hablar y opinar, son derrotadas en las votaciones. Se cumple con la hoja protocolaria del juego democrático.
Lo han convencido, al docto político de marras, que es indispensable dar dinero para la política, para que no sea manejado el proceso por los criminales organizados, pero ese dinero sigue entrando, influyendo en los resultados, aunque seguramente tolerado, moderado, porque no hay sanciones suficientes a las aportaciones ilegales.
Como sería de justicia invalidar una elección o un candidato siempre que ocurriera transgresiones importantes a lo ordenado por las leyes electorales.
El instituto nacional electoral es para algunos comentaristas políticos el mejor monumento democrático de que existe la democracia en México, sin detenerse a considerar que su creación, se hizo a espaldas de los intereses del pueblo. Es una organización que cuesta miles de millones de pesos cada año, que deben invertirse en cosas productivas no en burócratas, no en sueldos de empleados que contribuyen al aumento de la producción nacional, de la seguridad, la cultura, a mejorar la educación.
De manera que el famoso y costosísimo INE es buen ejemplo de una decisión contraria a loa intereses de la gente, fuera de la élite que manda, por supuesto.
Lo único de utilidad que produce es la credencial de identificación oficial, por cierto fuer de sus atribuciones, que serían solamente los de habilitar para las votaciones, no como identificación que por cierto caduca y hay que renovar.
Del sistema electoral se salva solamente el personal de las casillas, que por cierto no recibe una remuneración legal, en ocasiones no siquiera simbólica, a diferencia de los funcionarios que tienen en los Estados, en la capital nacional, sus tribunales, y demás, con sus equipos y materiales.
Pero gracias al INE habrá otros diputados que no se ocuparán de asuntos importantes como la organización administrativa del gobierno, la asignación presupuestal que rigurosamente aplique los recursos según prioridad de importancia, de necesidad reales, de limitar el gasto y aumentar las inversiones, eliminar la multitud de dependencias, instituciones, secretarías y otros, que sobran.
DEBATES DEMOCRATICOS.
Y para seguirle el juego de la democracia en pañales, el famosísimo INE, de nueva creación, después de hacer desaparecer, el IFE con alto costo, declara el novel organismo que fijará los lineamientos para que los candidatos presenten sus puntos de vista y proyectos.
Previamente deberá autorizar las confrontaciones que se llevarán a cabo, pero no indica lo que podrán plantear y lo que no.
Así que cada uno dirá contra su contendiente lo que le plazca y los demás igual, con lo que los famosos debates serán como los anteriores, atacarán los defectos ajenos hasta el cansancio, con o sin fundamento, que este no es exigido.
Y consecuentemente omitirán lo que el pueblo, los votantes potenciales necesitan oír; su punto de vista respecto a la política gubernamental en lo político, económico, desarrollo social, su posición respecto de los problemas nacionales, de manera que se ignora la actitud que tendrán en caso de que los votantes le asigne el cargo de responsabilidad al que aspiran.
Se ignorará también si conocen las responsabilidades que afrontarán y la manera en que resolverán los problemas en caso que les corresponda atender y resolver.
Porque eso de que un diputado promete hacer una carretera es absurdo porque carecería de facultades y medios para realizarla, una presa o dotar cierto servicio.
Y así por el estilo, su actitud sobre las medidas para preservar el ambiente, las inversiones extranjeras, los impuestos, el empleo oficial, el número de diputados, el nivel de salarios de empleados y funcionarios, correlativamente a los salarios mínimos, en fin, los asuntos importantes para los habitantes, los pedigüeños, los migrantes, sobre las medidas de seguridad y combate a la delincuencia y especialmente a la impunidad, que es generadora de aquella.
LOS MIGRANTES.
Son contados quienes huyen de sus hogares buscando aventuras, experiencias que enriquezcan su saber, ya que lo ordinario es que procuren medios de vida más satisfactorios que los disponibles en su terruño.
Porque no de otra manera es explicable que cientos de miles de personas se movilicen constantemente, corriendo riesgos, exponiendo recursos económicos de que no disponen y tienen que solicitar prestado, arriesgando no pocas veces la vida y al menos las penas de hambre, frío, calor, sed. Que esa parte importante de la sociedad, que es joven, vigorosa, valiente, se aleje de sus comunidades tras sus aspiraciones, generalmente fallidos, pero que de más de un modo servirían para que su pueblo se supere.
Pero seguramente cansados de esperar en vano el apoyo necesario en su localidad, para realizar actividades productivas, en beneficio personal y de su misma sociedad.
El bracerismo en México es importante, no solamente el que trasciende la frontera, que ha llegado a muchos millones de personas en los últimos años, sino el interno, el más pobre, que es explotado también por su misma situación y necesidad, en los campos y en fábricas del país.
Mientras gran parte de la riqueza nacional está sin laborar, sin beneficio, esperando la ayuda extranjera, el auxilio de inversionistas que logren derramar salarios y llevarse las ganancias junto a las materias primas desaprovechadas por siglos enteros.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: