CURIOSIDADES

NOTICIAS DIVERSAS…

Por Héctor Barragán.-

autos1

Es fácil olvidar el nombre de una persona cuando se ha impuesto otro, como es el caso del primer presidente de la República Mexicana, Guadalupe Victoria, que se llamó José Miguel Fernández Félix.

Y resulta imposible saber el verdadero o completo nombre del héroe de la guerra de independencia Don Ignacio Allende, porque entre su nombre y el apellido tuvo los de José de Jesús Pedro Regalado. De quien pocos saben que tomó completamente la dirección del movimiento revolucionario de entonces, de las manos de Don Miguel Hidalgo y por tanto era el comandante de la columna que huía de Saltillo a Monclova y fueron apresados en Acatita de Bajan, en territorio coahuilense, para ser sacrificados.

En la Constitución Mexicana de 1917 ha tenido cerca de 700 modificaciones legales en un centenario, por lo cual no es correcto decir que está vigente, ni que es necesario elaborar una nueva, porque la anterior rige, pero complementada con sus modificaciones, supresiones y adiciones correspondientes.

Sería entonces conveniente convocar a un Congreso Constituyente que la diseñe conforme a la realidad de este tiempo y de manera que se aplique y respete como es debido, y trascienda para la paz, desarrollo y justicia de la nación.

El documento histórico tiene, sin embargo diversos puntos valiosos, muy importantes, que serían de beneficio indudable para el bien público, pero que se mantiene como metas, buenos propósitos, que el gobierno no ha podido cristalizar.

LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ.

Se sigue discutiendo la necesidad de apoyar en México a la industria productora de automóviles, con motivo de la política proteccionista del Presidente Donald Trump consistente en aplicar impuestos a sus importaciones de automóviles y diversas mercancías.

Los impuestos norteamericanos a la importación de autos hechos en México, perjudicarían principalmente a los fabricantes locales, que verían reducidas sus ventas en ese país al aumentar los precios. Necesariamente buscarían otros mercados, pero entre tanto tendrían que reducir su producción y despedir a parte de sus trabajadores. Esos despidos gravitarían en contra de este país, con la desventaja de tratarse de personal especializado y de elevado nivel de ingresos, aunque por supuesto su número no es de los más significativos dentro de la mano de obra nacional.

Los Estados Unidos verían mermados sus ingresos desde el momento que las empresas afectadas son contribuyentes suyos y sus ingresos considerables. Las ventas de sus productores se reducirían, en tanto que producir los autos faltantes estarían sujetos a costos de producción más altos, sin el beneficio del bajo costo de la mano de obra mexicana.

Es de reconocer que cuentan, sin embargo con amplios recursos financieros para apoyar sus ventas, como han hecho en México para engrandecer su mercado, sin importar la afectación que hacen del medio ambiente, de la infraestructura vial, de la utilización de recursos no renovables y de la distorsión del mercado hacia renglones no prioritarios ni urgentes.

Se quiere significar que México no debe distraer recursos para facilitar la solución de los problemas de mercado y financieros de las automotrices, que cuentan con los medios suficientes para salir adelante, como que fueron las empresas que detonaron el grandioso desarrollo de su país, al ser pivote de empresas con desarrollo gigantesco, como la petrolífera, del vidrio, de los plásticos, entre otras y cuenta con millones de trabajadores y profesionales.

Por supuesto que será interesante seguir de cerca las estrategias que adopten esas empresas para resolver su situación actual, para aprender y utilizar sus políticas en lo pertinente.

Es de considerar que las empresas automotrices, en conjunto, disfrutan de lugar preferente en la economía mundial, destacando en las investigaciones tecnológicas para sostener la obsolescencia planificada, que consiste en planear que las unidades no sirvan correctamente más que un número reducido de unos para sustituirlos; en los estudios para prever y defenderse de las alzas de precios en combustibles y llegado el tiempo, aportar autos que no requieran petróleo; promueven publicidad permanentemente para incrementar ventas; en reducir costos para competir en el mercado, sin importar la desocupación que la robotización provoca, aunque a la larga reduzca las ventas por insolvencia del sistema económico.

Entonces, la posición global de las automotrices en el mundo entero, que sostienen a empresas de los más diversos giros con elevados niveles de producción y empleos.

Contra todas las recomendaciones de los economistas liberales y neoliberales, los clásicos y sus seguidores, la presidencia norteamericana se inclina por el establecimiento de impuestos elevados al comercio exterior, con el propósito de restablecer el equilibrio económico de su balanza comercial. Siendo que los impuestos se suman a los costos y automáticamente restringen el mercado. A mayores precios, la demanda es menor, reza una de las leyes básicas de la economía.

Los nuevos impuestos norteamericanos serán imitados a corto plazo por iguales medidas en el resto del mundo, reduciendo las ventas generales, pero igualmente la producción, el empleo y los ingresos; bien podría ser el inicio de una crisis parecida a la de 1929-33 que colapsó al mundo entero, con las bodegas llenas de mercancías y sin compradores; como entonces se le llamó crisis de sobreproducción y subconsumo.

EL DESEMPLEO EN MEXICO.

Los encargados de las estadísticas nacionales, de vez en cuando mencionan que el empleo formal, el único que contribuye con impuestos sobre ingresos, con el Seguro Social y el Infonavit, representa una cifra similar a quienes están al margen, en el desempleo informal.

En la administración federal que termina, se han empeñado en afirmar que el número de ocupados en la formalidad ha subido, pero observadores aseguran que ha sido aparente el alza porque se sustenta en reducciones de la informalidad, siendo ésta seguramente provisional por razones económicas.

La ocupación informal se caracteriza para la gran mayoría de sus integrantes, por generar bajos ingresos y comprende actividades irregularidades, en cuanto no se sujeta a obligaciones fiscales, de seguridad social y carentes de vivienda digna, Rara vez se considera que es una fuente enorme de gente ávida de dinero, con urgentes necesidades, de la cual cantera la delincuencia organizada se alimenta. Por supuesto que los criminales organizados  no se han censado, pero se encargan lo mismo del contrabando de armas, que de secuestros, asaltos, robos y en buena medida son responsables de la inseguridad característica de la época, contra la cual lucha sin frutos el gobierno, con todas sus fuerzas y recursos.

Es muy posible que buena parte de los delincuentes reclutados por la mafia se hayan infiltrado en los cuerpos de seguridad de todos los niveles en el país, lo mismo que entre los cuidadores de la frontera, por donde se filtran toneladas de armas y parque. Porque no de otra forma es creíble que en tantos años como se comienzan a contar desde el gobierno de Don Felipe de Jesús Calderón, a la actualidad, no se ha reducido la criminalidad fuertemente armada.

Infiltración que afecta seguramente a los organismos políticos que les interesa mantener en la ineficiencia, participando de sus actividades, obstruyendo o informando de cuanto les pudiera afectar negativamente.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s