fbpx

Sí hubo tortura policíaca; inculparon a dos jóvenes de traficar ‘cristal’ en Parras

Parras de la Fuente, Coah., 21 de enero 2021.- La tortura es una “herramienta” de la Policía Municipal de Parras de la Fuente para encontrar culpables entre los inocentes y tanto el alcalde Ramiro Pérez como la directora de seguridad Cintia Villa son promotores de este tipo de actos criminales, como ellos mismos dieron a conocer durante una conferencia en la que trataron de desmentir una fotografía en la que se aprecia el trato que dan a dos de sus víctimas.

En razón a que tanto el alcalde como su colaboradora rechazaron en forma sistemática que hubiesen torturado a los dos jóvenes, El Demócrata se avocó a indagar más en los hechos, causando sorpresa el resultado pues se trata de dos jóvenes a los que les sembraron drogas para inculparlos en delitos contra la salud.

La versión de Cintia Villa fue clave para esclarecer la tortura que vivieron esos dos ciudadanos de Parras, tras declarar que el acto criminal fue perpetrado en el tiempo en el que ella había sido operada en una donación de riñón. Aunque, cabe destacar que la coartada de la funcionaria no la exime de responsabilidad, pues la detención se dio varios días antes de la fecha de su operación.

Sin embargo, el alcalde Pérez, como él mismo lo señala, tuvo conocimiento de esa arbitraria detención, de que a las personas se les sembraron drogas y de que su departamento de prensa emitió un boletín informativo, incluyendo fotografía de los detenidos, que posteriormente fueron torturados en la oficina de la comandante.

En el boletín se menciona que el día 15 de diciembre elementos de la Policía Preventiva Municipal detuvieron a dos personas del sexo masculino por circular en una motocicleta, sin portar casco de seguridad, en las calles Francisco I Madero y Vicente Guerrero de la zona Centro. Según “el parte” policíaco, “al hacerles una revisión corporal se encontraron entre sus ropas 43 dosis de la droga conocida como cristal procediendo a su detención poniendo a disposición del Agente investigador del Ministerio Público del Centro de Operaciones Estratégicas del Estado de la Ciudad de Saltillo Coahuila a las dos personas del sexo masculino así como las 43 dosis de cristal las cuales se encontraban en el interior de unas bolsas tipo ziploc en color rojo.”

Publicación del medio local ‘Parras en línea’ de boletín informativo sobre detención.

Anexo al boletín, el departamento de prensa del ayuntamiento, adjuntó una fotografía donde aparecen los jóvenes detenidos frente a una mesa en la que se aprecian algunas bolsas pequeñas conteniendo, presumiblemente, droga. Cabe mencionar que el boletín informativo, después de la primer publicación de este reportaje, desapareció de la página oficial de Facebook de la administración; sin embargo, aún está presente publicada en otros medios digitales locales.

La sorpresa surge porque, los presuntos narcotraficantes son los mismos, con las mismas ropas y las mismas complexiones, de los que fueron torturados en forma salvaje para que se declararan culpables de traficar con estupefacientes.

Esto deja en claro que tanto Pérez como Cintia Villa vuelven a mentirle a la población, dejando a la luz que mantienen como práctica común el ataque barbárico a los ciudadanos que llegan a caer en sus manos.

Fotografías que comprueban que la tortura se perpetró en la oficina de la directora de Seguridad Pública

En las siguientes imágenes, se pueden observar varias evidencias que muestran de manera irrefutable que se trata de la oficina de la comandante Cintia Villa, en las instalaciones del departamento de Seguridad Pública de Parras de la Fuente.

Reunión de Cintia Villa con algunos comerciantes de Parras.

En las fotografías anexas a esta investigación, se pueden observar varios factores que concuerdan de manera idéntica con la foto de la tortura, como son el piso de duela, una vista de madera en la pared, un mapa de Coahuila, un ventilador blanco y dos sillas negras de acero.

Cabe resaltar qué se observan, en el mapa en la pared, los mismos logos del mapa del estado de Coahuila. Se observan también en la imagen de la tortura un ventilador blanco y los pies de un de un elemento de seguridad.

Actuarán regidores

En entrevista con ‘El Demócrata’, algunos de los regidores de Parras se mostraron indignados ante estas nuevas evidencias, y aseguraron interpondrán una denuncia penal en contra de la comandante y del alcalde Pérez, por estos crímenes que son considerados de lesa humanidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: