fbpx

La verdadera delincuencia organizada, ni narcos ni secuestradores

La orden o cofradía del crimen es la que gobierna la nación y no los 100 o 1000 hombres y mujeres más buscados en el país, incluyendo al Chapo Guzmán.-

Desde la SEFIN Coahuila, se han efectuado grandes robos a los coahuilenses.
Desde la SEFIN Coahuila, se han efectuado grandes robos a los coahuilenses.

El crimen,  al menos en México, sí paga. Así lo demuestran las megas cifras que, hora con hora, día con día y administraciones más administraciones se acumulan en ranchos, mansiones, yates, cuentas bancarias o negocios, producto de esas ganancias de miles de servidores públicos.

En este país resulta imposible hacerle un test a un político, se podrá escribir un libro biográfico o contar su historia, sin embargo la verdadera vida de estos personajes siempre será una mentira: es el engaño falaz.

En la República Mexicana las normas éticas en la gran mayoría de los políticos son axiomas, sujetas estas al sistema, mecánica o engranaje  nacional, descarado, enviciado, indolente, contundente y corrupto, rasgos estos que cualquiera puede ver.

La delincuencia organizada no son  los narcos, los extorsionadores, los secuestradores o criminales, la delincuencia bien organizada son los miles de funcionarios públicos y un porcentaje muy alto de  nuestros políticos que en su carrera por hacer dinero los corroe la ambición y poder y ante estos dos símbolos perversos anteponen y sobreponen la tranza, la unión de truhanes y gamberros para hurgar y llevar  a cabo su plan y componer una banda o mafia de delincuentes.

Para que exista corrupción, al igual que en el amor, al menos tienen que existir dos o tres personas, que en su momento manejan, maquinan y conjuran su o sus planes de rapiña y hacer un imperio de fortunas, esto contando con la complacencia de nuestras autoridades que muchas de estas instituciones participan activamente en esta delincuencia organizada, amparados también en el que el añoso y viejo truco que utilizan los de la Casta Divina del país para hacer y llevar a cabo miles de tropelías contra el pueblo, una nefasta carga que hace diferenciar a un mexicano a un simple habitante o común ciudadano de los que gozan de este rasgo llamado olímpicamente fuero, hermano de la inmunidad y medio hermano bastardo de la impunidad  y que en su nombre, por año, según fuentes del INEGI y otras asociaciones en este país se pierden o van a parar a los oscuros bolsillos de los corruptos unos 29,000 millones de pesos y de la que sólo chivos expiatorios y mandos bajos son acusados o alguien que le estorba y evidencian por ser  de colores diferentes al partido que  gobierna en turno.

Esta es sólo la punta del iceberg de la delincuencia organizada, la verdadera orden o cofradía del crimen que gobierna la nación y no los 100 o 1000 hombres y mujeres más buscados en el país, incluyendo al Chapo Guzmán , que sólo es cuento vaquero, comparado con la delincuencia tangible de algunos  líderes, en el petróleo y sus autorobos, en la CFE con los altos cobros a los que nadie rinde cuentas al pueblo.

Y ni qué decir de los jueces, muchos se llenan de dinero los bolsillos por dejar libres a los asesinos, rateros y secuestradores, inclusive haciendo caso omiso de las denuncias del pueblo hacia los políticos corruptos, algunos magistrados que venden plazas de M.P., como en el sector salud con compra ventas de medicamentos a ciertos laboratorios por los encargados de proveedores. 

Delincuencia organizada son los miles de aviadores en la SEP que ni siquiera se molestan por pasar exámenes, ni mucho menos pisar una aula. Delincuencia organizada cada vez que hay elecciones, con miles de millones gastados o tirados a la basura en pos de una democracia más extraviada que un esquimal en el desierto de Sahara, solapada por el  INE y sus cientos de instituciones paleras, como el Tribunal del Poder Judicial de la Federación, basado en el Estado de Derecho, todo maltrecho por estos rufianes y que son incapaces de resolver nada, involucrado en esta delincuencia organizada que solapa a los 12 o más partidos a nivel nacional y aproximadamente a 357 que existen en los Estados como partidos o “Negocios Democráticos” organizados, solapados y amafiados en familia.

La delincuencia  organizada que llevan a cabo con el clásico $$$ porcentaje donado a muchos funcionarios al ejecutar o concesionar alguna obra, cuyo costo o precio es muy inflado y de pésima calidad.

La llamada Dama de Hierro, Margaret Thatcher, hace años al referirse a las ignominias que ha sufrido México dijo: “Pobre pueblo “éste que a pesar de tener más de 400 años de ser saqueado sigue siendo un país  rico”.

Y en verdad cuanta certeza tiene este comentario, la conquista, los caciques, las revoluciones, los políticos anteriores y actuales, todos en una muy bien delincuencia organizada y a pesar de la Conquista y la Revolución nos siguen teniendo de hinojos.

¡Claro, hasta que el pueblo se canse!

Sin duda la solución somos nosotros. ¿O qué no? Cada quien con lo pueda, yo con esto, tratando de abrir ojos y mentes, ¿Y tú?

Sugerencias y comentarios ; kinotre@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: